Xavi y la “injusta” derrota del Barcelona | Fútbol | Deportes

Gündogan le sacaba la lengua al Real Madrid al marcar en el minuto seis. El FC Barcelona esperaba la mejor versión del alemán que, silencioso, reaparecía para aprovechar dos errores de la defensa del Real Madrid y levantar el estadio. Gavi era la sombra de Bellingham, una piedra en su zapato, y sabía placarlo durante la primera parte. Y Fermín encontraba el palo mientras intentaba meter el segundo. Los dos jóvenes estaban imperiales en el centro del campo. Pero en la segunda parte, el Barcelona se desmoronaba ante los dos goles de Jude Bellingham. “Es una desgracia el resultado. Es injusto. Hemos hecho un buen partido, y hemos merecido ganar”, aseguraba Xavi Hernández tras la derrota en el Estadi Olímpic Lluís Companys con 50.112 espectadores.

1

Ter Stegen, Ronald Araújo, Íñigo Martínez, A. Christensen, Alex Balde, Gündogan, Gavi, Cancelo (Lamine Yamal, min. 76), Ferrán Torres (Lewandowski, min. 61), João Félix (Raphinha, min. 76) y Fermín López

2

Real Madrid

Arrizabalaga, Alaba, Dani Carvajal, Rüdiger, Ferland Mendy (Camavinga, min. 51), Aurelien Tchouameni, Federico Valverde, Jude Bellingham, Kroos (Modric, min. 63), Vinicius Junior (Lucas Vázquez, min. 95) y Rodrygo (Joselu, min. 63)

Goles 1-0 min. 6: Gündogan. 1-1 min. 68: Jude Bellingham. 1-2 min. 91: Jude Bellingham.

Árbitro Jesús Gil Manzano

Tarjetas amarillas Fermín López (min. 17), Ferrán Torres (min. 46) y Dani Carvajal (min. 60)

“Hemos dado un paso adelante en el juego”, recordaba de manera positiva el técnico azulgrana. El Barcelona no marcaba tan pronto en un clásico desde hacía 24 años. Pocas pérdidas, mucha posesión, poca amenaza rival y, sobre todo, el control del partido. Todo lo que Xavi pedía dejaba un buen sabor de boca para los culés durante la primera parte: “Hemos hecho 60 minutos muy buenos, y los hemos dominado. Hemos controlado muy bien al Real Madrid”, aseguraba el técnico azulgrana una vez concluido el encuentro.

Leer más  Atlético de Madrid - Real Sociedad, en directo | Los visitantes buscan reaccionar en el segundo tiempo

Pero Gavi no podía sostener más a Bellingham, y el 2-0 se alejaba. “Ha estado sensacional. Es el alma del equipo. Ha jugado más de pivote, no ha perdido pelotas y nos da una intensidad que necesita el equipo”, destacaba Xavi sobre el joven futbolista, además de halagar el partido de Fermín: “Es jugador del primer equipo”.

La segunda parte nada tenía que ver con la paciencia de los azulgrana del primer tiempo, y se descontrolaba el partido con errores y pérdidas para el Barcelona a pesar del regreso de la enfermería de Lewandowski y Raphinha, y la entrada de Oriol Romeu. El primer gol de Bellingham les dejaba “KO”, según Xavi, y la remontada era para él imposible. “Hemos estado muy empanados en su primer gol. A partir de ahí nos hemos venido un poco abajo. No sirve de nada que hayamos jugado bien si no ganamos”, explicaba Gavi, decaído, con “malas sensaciones” tras el partido.

“Cuando no haces el 2-0, el Madrid tiene estas cosas. Ellos con tres ocasiones hacen dos goles, y nosotros necesitamos cinco o seis. Nos ha faltado efectividad. Pero hemos merecido ganar. Al Madrid, si no lo rematas, te mata él”, sentenciaba Xavi. El técnico azulgrana echaba la culpa al cansancio y la fatiga, que desencadenaron en dejar de ejercer presión al rival y en un dominio más pleno para el Real Madrid en los últimos 30 minutos: “Aprietan alto, ganan segundo balones y, nos tiramos para atrás. Es donde necesitábamos más paciencia”, concedió el entrenador. Xavi se repetía: “Si hubiésemos hecho el 2-0 todo hubiese sido diferente. La victoria del Madrid es injusta”.

Leer más  Y la pregunta es, ¿quién puede con Djokovic? | Tenis | Deportes

La decepción se extendía por los jugadores con el partido ya terminado. “Ellos no necesitan mucho para marcar, y se ha demostrado otra vez. No supimos mantener el resultado a nuestro favor”, expresaba Marc ter Stegen. Araujo estaba “caliente por la derrota”, mientras Xavi demostraba que estaban “frustrados y enfadados” desde el equipo azulgrana tras los dos goles de Bellingham que dieron la vuelta al marcador.

Y las polémicas arbitrales no podían faltar. Una última acción sobre Araujo al final de la primera parte en el área levantaba sospechas sobre un posible penalti. Pero Xavi no le daba importancia: “No hemos perdido por el árbitro. Lo hemos hecho porque no hemos sido efectivos”. “Me empujaron hacia atrás cuando quise saltar. Es decisión de los árbitros, yo creo que fue penalti”, se mojaba Araujo.

Con la derrota, el Barcelona se olvidaba de la imbatibilidad de la temporada —tercero en la tabla por detrás del Girona y del Real Madrid— y ya miraba al próximo partido de la Real Sociedad, el sábado que viene (21.00, Movistar). “Queda mucha Liga, y creo que lo tiraremos para adelante”, confiaba Fermín. Para Xavi, el equipo está en “el camino”. “Tenemos que recuperar, descansar, olvidar el pasado y mejorar todo lo que no hemos hecho bien”, zanjó el preparador azulgrana.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_