Laporta, tras su imputación por el ‘caso Negreira’: “Hay que combatir al madridismo sociológico” | Fútbol | Deportes

Joan Laporta ha seguido los pasos de Sandro Rosell y ha hablado en Catalunya Rádio sobre el caso Negreira para defenderse. El presidente del Barcelona fue imputado ayer por el magistrado Joaquín Aguirre por sus pagos a Negreira al considerar que los hechos no habían prescrito, justo una semana después de asegurar lo contrario y decir que no podía citarle como investigado. “Estoy sereno, fuerte y cargado de argumentos. Hoy vuelvo a hablar porque no estoy de acuerdo y creo que la imputación no tiene fundamento”, ha empezado Laporta su entrevista en El Matí de Catalunya Ràdio.

El juez atribuye al presidente del Barça un delito de cohecho continuado por los pagos efectuados entre 2008 y 2010 al exvicepresidente del Comité Técnico Arbitral José María Enríquez Negreira. Pero para el máximo mandatario azulgrana “el juez está forzando toda esta historia. Un juez instructor. Es raro que un juez instructor se dedique a calificar los hechos”. Asegura, además, que “no hay soborno porque Negreira no es un funcionario público”, y tampoco “un delito continuado, por lo que está prescrito”.

Pero Laporta ha ido más allá. El presidente del Barcelona considera que “estos ataques” llegan en un momento en el que “Barça empieza a ir bien”. “Hay un madridismo sociológico en los centros de poder. Yo he competido contra este madridismo sociológico y he ganado. Tienen miedo de que se vuelva a repetir lo que pasó en mi primera etapa. Es el mismo presidente del mejor Barça de la historia. Ganamos mucho y eso les hizo mucho daño”. “El madridismo ha aprovechado el caso Negreira para ensuciar el nombre del Barça y su historia”, ha añadido, contundentemente, el máximo mandatario azulgrana. Aun así, espera la visita de Florentino al clásico el próximo 28 de octubre en el Lluís Companys. “Me gustaría que viniera. el Barça-Madrid es el mejor espectáculo del mundo”.

Leer más  Lunin y Brahim, la noche de los olvidados | Fútbol | Deportes

Laporta está “tranquilo”, y considera que todos los barcelonistas “deberían estarlo”. “Este caso se acabará archivando”, ha confiado. “Estamos en una fase que se ventilan dos hipótesis. El Barça no lo ha negado. Se pagaba vía transferencia bancaria, y hay facturas. Presentamos unos 629 informes y 42 CDs”, recuerda el presidente. Pero ha mantenido que eran “informes útiles”, que siguen teniendo este servicio, aunque de manera “internalizada”, y que “todos los clubs lo tienen”.

Sobre las declaraciones del excomisario José Manuel Villarejo, que acusaba a Laporta de filtrar información sobre el expresidente Sandro Rosell, ha querido dejar claro que no entrará “en su circo mediático”, y que “todo lo que dijo es falso”. Tras tratar temas deportivos, recordar que sus objetivos son “ganar la Liga y la Champions”, y que la economía del Barça ha mejorado, ha vuelto a recalcar que el caso Negreira no llegará a ninguna parte. “Soy jurista y veo que no puede prosperar. La hipótesis del juez es que hemos comprado árbitros, y eso no lo han probado. Y no podrán, porque no es cierto”, ha remarcado en diversas ocasiones el presidente. “El caso Negreira es un apartado más de este madridismo sociológico. Tratan de ensuciar”, ha zanjado el presidente del Barça.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.