La plenitud de Morata | Fútbol | Deportes

Nunca en sus dos etapas en el Atlético, Álvaro Morata (Madrid, 30 años) sintió tanto el reconocimiento de la hinchada rojiblanca como el pasado domingo. Nada como dos cabezazos certeros en el derbi y el entusiasmo en sus celebraciones para terminar de convencer a los escépticos. Cinco goles en cinco partidos, su mejor arranque de temporada, después de haberse planteado este verano salir ante las ofertas que recibió de la Juventus, el Milan y Arabia Saudí con la sospecha de fondo de que Memphis Depay era el primer delantero para Diego Pablo Simeone. Las dudas llevaron al jugador a mantener una charla con el entrenador y con el club para conocer la realidad de su situación. Morata escuchó por ambas partes que preferían que se quedara. Durante la gira veraniega, en Seúl, Simeone le animó en una charla individual a que compitiera con Memphis y le desafió a marcar 18 goles. Morata aceptó el reto, pero también quiso asegurarse de que su titularidad no iba a depender solo de sus rachas goleadoras porque también le ofrece mucho trabajo sin balón al equipo. Consideraba injusto ir al banquillo por un par de partidos sin marcar. “Necesito sentirme importante y aquí este año me siento más que otros”, deslizó al término del derbi.

Hay un antes y un después en la trayectoria de Morata marcado por la confianza que le mostró Luis Enrique durante la Eurocopa de 2021. Pese a las críticas que recibía por no ver puerta, el preparador asturiano le mantuvo. “Morata y diez más”, llegó a proclamar Luis Enrique cuando más discutido estaba. Aquello fue un espaldarazo que le convirtió en un jugador trascendental para que España alcanzara las semifinales del torneo. Acusado de ser blando para competir por un puesto, él siempre defendió que si no fuera competitivo no hubiera sido delantero del Real Madrid, de la Juventus, del Chelsea, del Atlético y de la selección española. Su explosión en aquella Eurocopa también tuvo un impacto en su futuro en el Atlético. Se prolongó su cesión a la Juventus, pero cuando regresó el verano pasado el club esgrimió que no quería prescindir del nueve de la selección española. Simeone solo quería cuatro delanteros y en su nómina preferida estaban Griezmann, Cunha, João Félix y Correa. Sus goles en pretemporada reafirmaron la posición del club de no venderle y también convenció a Simeone de su permanencia. Con 15 tantos, Morata fue el segundo máximo goleador del equipo, superado por Griezmann (16). Con todo, Morata apreció que la llegada de Memphis le amenazaba porque este se asociaba mejor con Griezmann y a ojos de Simeone interpretaba mejor el juego de espaldas.

Leer más  El cañón de Hurkacz triunfa en Shanghái | Tenis | Deportes

El técnico le pedía que no jugara tanto hacia atrás como le pedía Luis Enrique en la selección y que tratara de estirar más al equipo con sus potentes conducciones. Por lo que dijo ayer el Cholo, Morata ha mejorado en esa faceta. “Es un jugador importante para la selección, es el nueve, y también lo es para nuestro ataque. Su rendimiento sigue creciendo, no hay edad para no seguir mejorando. Él se preocupa en mejorar las cosas que tiene que mejorar y las está mejorando. Nos estamos encontrando con el jugador que quiere ser, tiene la jerarquía para seguir dándonos muchas cosas”, advirtió Simeone.

Acierto

Morata no solo se ha encontrado con una racha que le permite ser junto a Falcao (11-12), Diego Costa (13-14) y Griezmann (16-17) ser él único jugador del Atlético que ha marcado cinco goles en las primeras jornadas de Liga. Las continuas lesiones de Memphis, solo ha disputado 13 partidos desde que llegó en el pasado mercado de invierno, también le han favorecido. El neerlandés volvió a romperse en el entrenamiento del martes, así que Morata formará pareja de ataque este jeuves con Griezmann ante Osasuna en El Sadar (21. 30, DAZN LaLiga).

La confianza que siente ahora Morata incluso le está ayudando a combatir uno de los defectos que más se le achacan. La necesidad de tener varias oportunidades para concretar una. Si Lewandowski ha necesitado 23 remates (22% de acierto) para marcar cinco goles y Bellingham 13 (38%), Morata solo ha necesitado 11 (45%). Y entre los jugadores que han marcado al menos tres goles, él anota uno cada 62 minutos, solo superado por Abdón Prats, uno cada 34 minutos.

Leer más  Jesús Navas, la llave para romper la muralla azul | Fútbol | Deportes

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.